1. ¿Debería ir tu hijo a la escuela en medio de COVID? Cómo medir el riesgo

    La irrupción del nuevo coronavirus en la vida cotidiana hizo que las familias y los sistemas escolares ya tuvieran que lidiar con la súbita educación a distancia durante la primavera.

    Ahora, a un mes que comiencen las clases en la mayoría de los sistemas escolares de los Estados Unidos, y con algunas ya en curso, el dilema sigue abierto: ¿es seguro mandar a mi hijo en persona a la escuela? ¿Cuáles son las medidas que una escuela debe tomar para prevenir el contagio?

     

    Muchos sistemas escolares están ofreciendo opciones: los padres pueden elegir si sus hijos tomarán clases presenciales o a distancia. O lo que se denomina un sistema híbrido, con dos días en persona y el resto de la semana desde casa.

     

    No es una decisión simple. 

     

    Las familias decidirán el formato de instrucción en función de si el estudiante o los miembros del hogar tienen un mayor riesgo de enfermedad grave, las necesidades académicas del menor, el nivel de propagación de COVID-19 en la comunidad, y la capacidad escolar para ejecutar las pautas recomendadas por las autoridadesde salud pública.

     

    Para muchos padres, el peso en la salud mental de sus hijos durante la instrucción a distancia y la cuarentena es un gran factor a tener en cuenta. Muchos prefieren que sus hijos vuelvan a tener una porción de normalidad yendo a la escuela, con sus amigos, y están dispuestos a asumir riesgos.

     

    También hay que recordar que la escuela no es solo un pupitre y un maestro frente a la pantalla. Los distritos escolares ofrecen transporte, almuerzos y meriendas a bajo precio, cuidado después de hora, y programas extracurriculares que ayudan a las familias más vulnerables.

     

    Fragilidad económica y social que ha aumentado para millones de familias con la pandemia de COVID-19.

     

    Por supuesto, las decisiones también dependerán de la edad del estudiante. Por ejemplo, para los padres de niños en edad preescolar o en sus primeros grados de primaria, la concentración frente a una pantalla ha sido un desafío.

     

    Las familias con hijos más grandes han lidiado con inesperadas crisis de ansiedad, generadas por el aislamiento en una edad en la que la sociaclización es parte crítica del desarrollo.

     

    Por eso, muchos están considerando los pods: reunir en una casa a tres o cuatro amigos para que estudien juntos, a veces con ayuda de un maestro o tutor.

     

    Para facilitar la toma de decisiones, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) elaboraron una lista que los padres o cuidadores pueden revisar para no dejar fuera ningún aspecto importante vinculado a esta decisión. La siguiente es una síntesis de esa guía.

     

    Qué se sabe sobre COVID y los menores de edad

    Los datos limitados sobre COVID-19 en niños sugieren que tienen menos probabilidades de desarrollar la enfermedad, y, si se contagian, ésta será menos grave.

     

    Los síntomas comunes de COVID-19 en niños incluyen: fiebre, tos, secreción nasal, dolor de garganta, dolor de cabeza, dolor corporal y diarrea; aunque muchos niños pueden tener síntomas leves o nulos. 

  2. Noticias Relacionadas
  3. Madrid pide urgentemente médicos, policías y militares para combatir el virus
  4. Podrían necesitarse varios intentos antes de encontrar vacuna correcta contra COVID-19
  5. Quarles de la Fed ve largo tiempo de recuperación, dice será "más paciente" sobre inflación
  6. El petróleo en leve alza tras nueva caída de reservas de crudo en EEUU
Ir a version de escritorio