Murió Fernando de la Rúa - Tucumán Noticias - Agencia de Noticias - Diario de Tucumán - Argentina

48 en línea | Año XV | 23/07/2019 | Ediciones Anteriores | Seguinos: facebook twitter youtube Versión móvil

Argentina

Murió Fernando de la Rúa

El ex presidente tenía 81 años. Se encontraba internado en grave estado por una descompensación cardíaca renal. Macri y otros dirigentes del oficialismo despidieron al ex Presidente en el Congreso
196398_5d253e15e1ed9.jpg

Infobae | 10/07/2019 00:00

A los 81 años, murió Fernando de la Rúa. El ex presidente estaba internado en grave estado en la clínica Fleni desde el 28 de enero. En las últimas horas su estado había empeorado a raíz de una descompensación cardíaca y renal.

 

La noticia fue confirmada por el presidente Mauricio Macri. "Lamento el fallecimiento del ex presidente Fernando de la Rúa. Su trayectoria democrática merece el reconocimiento de todos los argentinos. Acompañamos a su familia en este momento", aseguró. 

 

El ex jefe de Estado ya había tenido varios problemas coronarios. Durante su presidencia, en junio de 2001, fue sometido a una angioplastia.

 

Luego, en 2010 y 2014, fue intervenido por temas similares, mientras que en enero de 2016 pasó por el quirófano por un problema en la vejiga.

 

Su última aparición pública se dio en el marco de la cumbre del G20 que se realizó en noviembre pasado en la ciudad de Buenos Aires. El ex presidente participó de la gala que se llevó a cabo en el Teatro Colón.

 

De la Rúa fue presidente de la Argentina entre 1999 y 2001, cuando debió dejar su cargo inmerso en la peor crisis económica de la historia del país. El 19 de diciembre, el ex jefe de Estado declaró el estado de sitio y al otro día renunció a la presidencia, yéndose de la Casa Rosada en helicóptero, una imagen que quedará en la memoria de los argentinos para siempre.

 

El ex mandatario dijo que tenía conciencia del "sufrimiento de la gente" y que sabía distinguir entre "los necesitados y los delincuentes". "La mayoría sabe que con violencia e ilegalidad no se sale de los problemas. Los problemas hay que afrontarlos y eso estamos haciendo", sentenció.

 

Minutos después de que se transmitiera el mensaje presidencial, los ciudadanos salieron espontáneamente a la calle a protestar con cacerolas y miles de personas llegaron a la Plaza de Mayo. Allí se desataron dos días de violencia y locura que terminaron con 39 muertos.

 

El 21 de diciembre, en su último acto de Gobierno, De la Rúa levantó el estadio de sitio. El Congreso de la Nación nombró como presidente provisional al titular del Senado, el peronista Ramón Puerta. Se abrió una grieta institucional en el país. A Puerta lo sucedieron Adolfo Rodríguez Saá, Eduardo Camaño y Eduardo Duhalde. Este último fue el que logró pacificar el país e instrumentar la transición hasta el 25 de mayo de 2003, cuando asumió Néstor Kirchner.

 

En su carta de renuncia a Ramón Puerta, De la Rúa afirmó: "Mi mensaje de hoy para asegurar la gobernabilidad y constituir un Gobierno de unidad fue rechazado por líderes parlamentarios. Confío que mi decisión contribuirá a la paz social y a la continuidad institucional de la República. Pido por eso al honorable Congreso que tenga a bien aceptarla".

 

Antes de llegar a la presidencia, el abogado había sido el primer jefe de Gobierno porteño, tres veces senador, una vez diputado y candidato a vicepresidente en 1973.

 

Su primera senaduría fue en 1973, cargo en el que estuvo hasta el golpe de Estado de 1976, cuando se retiró de la política para ejercer la abogacía representando a Bunge&Born. Con el retorno de la democracia, en 1983, le disputó la elección interna de la UCR a Raúl Alfonsín por la presidencia, perdiendo en manos de quien luego sería presidente hasta 1989.

 

A pesar de esto, en 1983 fue candidato a senador por la ciudad de Buenos Aires y venció a Carlos Ruckauf, postulante del peronismo. Durante esos años, votó en contra de la ley del divorcio. En 1989 consigue renovar su banca pero en 1991 es candidato a diputado nacional, llegando así a la presidente del bloque del radicalismo en la Cámara baja. Rápidamente, en 1993, De la Rúa vuelve al Senado, tras imponerse en territorio porteño con más de 50% de los votos.

 

En 1994 se reforma la Constitución Nacional y allí se estableció que la ciudad de Buenos Aires pase a ser un territorio autónomo. Antes, el intendente lo elegía el presidente de turno pero con esta reforma se implementaría lo que hoy se conoce como jefe de Gobierno. En 1996, De la Rúa se postula para el cargo por la UCR y es electo con el 40% de los votos frente a Norberto Luis La Porta, del Frepaso, y Jorge Domínguez, peronista que era el intendente.

 

A partir de allí la carrera política del dirigente iría en ascenso. Cuando en 1997 se forma la Alianza por el Trabajo, la Justicia y la Educación, coloquialmente conocida como La Alianza -la formaban varios partido políticos, aunque los más grandes eran la UCR y el Frepaso-, De la Rúa se ubica como el principal candidato a presidente para derrotar al peronismo en 1999. Acorde a lo establecido por la coalición, el postulante se definiría a través de una interna en todo el país. Fue así que en 1998, el entonces jefe de Gobierno compite con Graciela Ferndández Meijide -candidato del Frepaso- y se impone con el 62% de los votos, convirtiéndose así en candidato a presidente.

 

En las elecciones de octubre de 1999, en fórmula con Carlos "Chacho" Álvarez, De la Rúa obtuvo el 48,5% de los votos y consiguió una cómoda victoria frente a Eduardo Duhalde y Ramón Ortega, que se alzaron con el 38,09% de los sufragios. En tercer lugar quedó Domingo Cavallo con el 10,09%.

 

Una vez en el poder, lanzó un plan de ajuste feroz en el Estado y subió los impuestos a las clases medias y altas. El objetivo era controlar el gasto público y bajar las tasas de interés y para ello hubo un recorte de sueldo de entre el 8% y 20% a los empleados públicos, fuerzas de seguridad y empleados judiciales. También hubo despidos masivos y recortes de presupuesto en varias áreas.

 

En el 2000, el gobierno de De la Rúa debió acudir al Fondo Monetario Internacional y el entonces ministro de Economía, José Luis Machinea, negoció lo que se conoció como el blindaje, que fue presentado como un paquete de salvataje de 40 mil millones de dólares. Antes, en octubre, había renunciado el vicepresidente Álvarez, lo que agravó la situación política.

 

En el 2001 la crisis económica se deterioró, se disparó el riesgo país y los depósitos bancarios bajaron exponencialmente. La confianza de la gente y del mundo en las finanzas argentinas y en la presidencia estaba perdida. La reacción del Gobierno fue convocar a Domingo Cavallo al Ministerio de Economía, quien anunció más recortes a los jubilados y empleados estatales y emitió deuda por tres mil millones.

 

En noviembre, se inicia la reestructuración de deuda conocida como Megacanje, pero la desconfianza y la falta de inversiones golpeaban fuerte al gobierno. La gente comenzó a retirar la plata del banco y para frenar esto Cavallo anunció el "corralito".  A partir del 1 de diciembre, solo se permitía retirar 250 pesos en efectivo por semana y se prohibía enviar dinero al exterior, entre otras medidas.

 

Ante esto, el FMI endureció su posición y no envió los 1260 millones de dólares que debía prestar en el marco del "Blindaje". El argumento fue que Argentina no había alcanzado el déficit cero, tal como había prometido Domingo Cavallo. Así, el país entró en cesación de pagos y precipitó la caída del gobierno.

 

Velatorio en el Congreso de la Nación

 

A las 4 de la tarde, dos señoras con bastón, las primeras de una fila que apenas daba la vuelta por Combate de los Pozos, esperaban sentadas al pie de la escalera de una de las entradas de la calle Rivadavia del Congreso para el ingreso al velorio del ex presidente Fernando de la Rúa, cuyos restos llegaron pasado el mediodía.

 

Un rato antes, a las 15.30, había sido el turno del presidente Mauricio Macri, uno de los primeros en acercarse a despedir al ex mandatario radical que falleció a primera hora del día. Estaba internado desde el verano en la clínica Fleming, y su salud empeoró en las últimas horas a raíz de severos problemas cardíacos y renales.

 

Macri ingresó al Salón de los Pasos Perdidos pasadas las 15.30, acompañado por su mujer, Juliana Awada, y Darío Nieto, su secretario privado, rodeado de un importante operativo de seguridad. Salió por Combate de los Pozos diez minutos después.

 

El equipo de ceremonial de Presidencia había decidido más temprano continuar con la agenda prevista y no suspender el desfile militar sobre la avenida del Libertador, que el jefe de Estado siguió desde el palco oficial junto a su gabinete y Miguel Ángel Pichetto, compañero de fórmula del Presidente.

 

Pasadas las 16.30, el Salón de los Pasos Perdidos se empezó a poblar de dirigentes, familiares y ex funcionarios que se acercaron a darle la despedida final a De la Rúa.

 

Velado a cajón abierto, rodeado desde el inicio del funeral por Inés Pertiné -llegó al Parlamento quebrada y apenas dijo algunas palabras a los medios de prensa-, sus hijos Fernando, Antonio y Agustina, nietos y familiares. 

 

Luis Naidenoff, Ricardo Gil Lavedra y Julio Martínez fueron algunos de los dirigentes de la UCR que habían empezado a llegar al Congreso. Del gabinete, el jefe de ministros Marcos Peña y el secretario General de la Presidencia, Fernando de Andreis, pasaron unos minutos por el salón, saludaron a la familia del ex presidente y se fueron.

 

En el medio del salón, conversaban pasadas las 17.30 Enrique "Coti" Nosiglia, histórico dirigente radical, y el ex ministro de Defensa Horacio Jaunarena. A su lado pasaba Luis Brandoni. A un costado, Emiliano Yacobitti, candidato a diputado de Juntos por el Cambio, charlaba con Juan Nosiglia, legislador porteño. La vicepresidenta Gabriela Michetti se había acercado unos minutos antes.

 

Los ministros Patricia Bullrich, Rogelio Frigerio, Oscar Aguad y Jorge Faurie se quedaron más tiempo. La ministra de Seguridad, incluso, estuvo a un costado del féretro, en compañía de su marido y del senador Esteban Bullrich.

 

El procurador del Tesoro, Bernardo Saravia Frías, se paró solo a un costado del salón, ayudado por una columna. Contempló la escena en silencio durante un largo rato.

 

Inés Weinberg de Roca, presidente del Tribunal Superior de Justicia porteño y candidata a la Procuración de Mauricio Macri, fue otra de las que estuvo varios minutos.

 

Oraldo Britos, ex senador y diputado del PJ y ex ministro de la fugaz presidencia de Adolfo Rodríguez Saá -uno de los cinco presidentes que sucedió a De la Rúa tras la crisis de diciembre del 2001 que terminó con su gobierno- fue uno de los primeros en llegar al Congreso.

 

Se cruzó adentro con el ex diputado Jorge Vanossi. Y con Rafael Pascual y Adalberto Rodríguez Giaravini, ex funcionarios de la Alianza, que acompañaron a la familia hasta bien entrada la tarde.

 

En los pasillos de entrada al Salón de los Pasos Perdidos se acomodaron coronas florales que habían mandado temprano diversos dirigentes e instituciones: María Eugenia Vidal, Juan Schiaretti, Daniel Salvador, la Cancillería, la Policía Federal Argentina, la Cámara de Diputados bonaerense, el comité de la UCR de la ciudad de Buenos Aires y los gobernadores de La Pampa y de San Luis.

 

El vicegobernador de la provincia de Buenos Aires trató de resaltar la figura del ex mandatario en diálogo con Infobae y otros medios: "Las evaluaciones se hacen por la totalidad de la vida política".

 

Ningún representante de la oposición se arrimó hasta el Congreso. Tampoco Alfredo Cornejo, presidente de la UCR, ni ninguno de los principales líderes partidarios. Solo Mario Negri, que llegó antes de las 19.

 

Para esa hora, la fila afuera ya llegaba casi a la mitad de Combate de los Pozos. Poco más de media hora después ya quedaba mucha menos gente. Minutos antes de las 20, el cuerpo de De la Rúa fue trasladado en medio de aplausos a una casa velatoria de Belgrano. 



© Tucumán Noticias. Según Art.28 de Ley 11.723 "Las noticias de interés general podrán ser utilizadas, transmitidas o retransmitidas; pero cuando se publiquen en su versión original será necesario expresar la fuente de ellas". En consecuencia, Tucumán Noticias no se hará responsable de la información publicada, cuando se cite la Fuente de la misma.

Comentarios

Esta nota aun no tiene comentarios

Publica el tuyo:













Secciones:

Tucumán | Actualidad | Argentina | Policiales | Deportes
Economia | Mundo


Noticias en las redes sociales

facebook Seguinos en Facebook - twitter Seguinos en Twitter - youtube Seguinos en Youtube
rss Nuesta web soporta - favoritos Agregar a Favoritos
tuc noticias
tucuman noticias
© Febrero de 2002
Todos los derechos reservados.
Director: Miguel A. Cuello (h)
tuc noticias
diseño web